martes, 22 de septiembre de 2020

IMÁGENES DE LA IGLESIA DE TOPARES

Las imágenes que lucen actualmente en la iglesia de Topares no vienen desde muy lejos, sino que son relativamente recientes. Las mismas han sido donadas por personas del pueblo o relacionadas con el mismo y por iniciativas populares de grupos de topareños. Con mi exposición no pretendo elaborar ni destacar creencia religiosa alguna, solo poner de manifiesto un patrimonio, de más valor o menor, pero el que tenemos y que, gracias a Quite Serrano, a la que conocemos todos por Quite la de Fernando, con sus informaciones he podido recopilar estos datos.



Empezamos por la entrada a la derecha, en la zona donde antes se encontraba la pila bautismal. Se trata de la imagen del Padre Jesús, obra donada por Pedro Basilio del Gamonal.



A su lado tenemos un mural de gran tamaño. A mí de pequeño me daba bastante miedo, el fuego y esas figuras de sufrimiento no me gustaban nada y, ahora mismo, cuando entro a la iglesia y lo veo no me hace mucha gracia. Se trata del llamado, "Las Ánimas del Purgatorio" que fue adquirido por Aurora García.



Como seguimos recorriendo el templo hacia el altar mayor nos encontramos con la imagen de "La Purísima" que fue entregada por Cristóbal Gómez Serrano y que tiene la particularidad de que fue la primera imagen adquirida para embellecer el templo.


Prácticamente al lado tenemos el “Sagrado Corazón” una de las imágenes que la forma de adquirirla, para mí, la hace importante. Me cuentan que en esos finales años cuarenta e inicio de los cincuenta hay una gran unión entre todos los jóvenes del pueblo sin importar la condición de cada uno, ni su nivel económico. Si en la casa de mayor importancia del pueblo se hacía un baile, acudían al mismo, todos los jóvenes del pueblo y si se hacía en la casa más humildes igualmente acudían todos. En este contexto algunos jóvenes apuntan la idea de entre todos podían reunir dinero para comprar una imagen, cada uno puso lo que podía y, todos fueron iguales, desde el que puso, supongamos, dos reales, como el que puso cien pesetas, nadie se sintió más importante ni menos y entre todos compraron la imagen de este Sagrado Corazón, y como se diría fue la juventud.



A esta imagen le sigue la de nuestro patrón, San Isidro Labrador. Parece ser que en las diferentes iglesias fue una imagen de mucho éxito. Hace unos años publiqué unos artículos sobre fiestas y tradiciones en la que incluía una foto de San Isidro. Me comentaron un par de colegas que en sus pueblos había otras imágenes idénticas. En este caso el benefactor fue Fidel del Peritano.



Seguimos con otra imagen y quizás la de mayor valor artístico, la suavidad de sus colores y sus líneas te transmiten serenidad y te llenan de paz, es “La Anunciación”, que fue entregada por Encarnación Robles.



Así llegamos al altar presidido por una imagen del “Crucificado”, lástima que no brille en todo su esplendor sobre un fondo blanco, pero también es una talla destacable, la imagen fue donada por Aurora García.



Iniciamos, ahora en sentido descendente, el camino en el otro lado de la iglesia y nos encontramos con “La Dolorosa”, que en semana santa adquiría gran importancia en el vía crucis del viernes santo por la noche y que fue donada por Dolores del Gamonal.


Así llegamos a la figura de nuestra patrona “La Virgen de las Nieves”, que es la otra figura que se adquiere con una iniciativa popular interesante. Como sabéis en Topares siempre ha existido una gran tradición de comedias, una de las obras que se han montado más renombrada ha sido “Orgullo de Albacete”. Tal fue el éxito que se tuvieron que hacer varias representaciones de la misma en la porchá de Elías y con lo recaudado de esas representaciones fue con lo que se compró la imagen, para mí son iniciativas que hablan de la unión y la calidad de las gentes de Topares.


No sé si ya os ha surgido la pregunta de por qué se compraba una figura y no otra, a veces estaba en el nombre del santo o la santa, relacionados con el nombre de la persona que lo entregaba, así nos encontramos a San José que donó Josefa Robles.


Bueno llegamos ya al final de la iglesia que se trata de la entrada de la misma y aquí nos encontramos con San Pancracio, donada por unos primos de José M.ª de Eleuterio que eran conocidos por los Mancos de Alcantarilla y que provenían de Topares.


Esta figura es la de San Francisco donada por Filiberto Serrano.


Adentrándonos en la nave central del templo para encontrarnos con la Virgen de Fátima que fue donada por la familia Arias, en concreto Pascual Arias, para su compra tuvo mucha influencia María Eradia esposa de Pepe Arias, al traerla la depositaron en la Casa Guino. En el día de la Virgen, bien de mañana se hizo una procesión para traerla desde el cortijo hasta el templo de Topares y desde entonces en la víspera de su día se hacía una vigilia, al amanecer se oficiaba una misa y se rezaba el rosario por las calles del pueblo.


En esa nave central tenemos también a San Antón de gran importancia en Topares, con la fiesta de las carretillas, la procesión y las bendiciones a los animales. Como siempre a sus pies le acompaña el marranico, que el de verdad andaba suelto por el pueblo haciéndose notar por el ruido del cascabel que llevaba al cuello, entre todos los vecinos lo alimentaban y era rifado en las fiestas. Así algún año de una buena rifa y una buena recaudación para las ánimas en navidad con la cuadrilla, permitió que fuera la Hermandad de Ánimas la que adquiriera esta imagen.


Al hacer el recorrido por la iglesia se me olvidó una imagen, la de Santa María Toribia, esposa de San Isidro y que es uno de los pocos casos, en la iglesia, que se han beatificado a los dos miembros de un matrimonio. Esta imagen fue donada por Francisco Sánchez Gómez y Antonio Sánchez Moreno.

Hasta aquí esta pequeña aventura, solo decir que como con todo tenemos que cuidar aquello que poseemos, lo que nos identifica como topareños y lo que nos da sentido ante los demás. Gracias por vuestra atención





6 comentarios:

  1. Sempre he trobat molt simpàtic el porquet que hi ha al costat de l'imatge de Sant Antoni.
    L'amor als animals humanitza el sant.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El “marranico” como le llaman en muchos pueblos es característico del santo. Aquí la tradición era que por alguna promesa una familia le regalaba un cerdo al santo, que se convertía en “el marrano de San Antón”, le ponían un cascabel al cuello y andaba suelto por la calle. En las casas le echaban comida y así se engordaba con la aportación de todo el pueblo. Se vendían papeletas de la rifa del cerdo que se hacía en las fiestas, el 17 de enero. Todas las familias del pueblo llevaban rifas, algunas a costa de no cenar una noche y con la ilusión de que le tocase y poder hacer una matanza, originándose a veces disputas, mucho antes de la rifa, haciendo planes por si les tocaba. La mujer que, si vendía los jamones para comprar tocino, el marido que había que curar los jamones para comérselos, uno que si más chorizos, el otro salchichón, creo que así pasaban también el tiempo y engañaban al hambre que había.

      Eliminar
  2. Una església petita però no li manca res. Forma part de la història i de la nostra cultura també.
    Sempre hi ha gent solidària, passi el que passi. Si tots féssim pinya, segur que tendríem un món millor.
    Em sembla que tinc un parell de fotos ben curioses de l'església de Topares.
    Aferradetes ben fortes. 🤗 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paula, seguro que tienes fotos curiosas de Topares de tu paso por el pueblo, mándamelas al correo. Desde principios de verano llevo en Topares, hasta ahora con la mama y ahora solo. Muy tranquilo, fresquito y con toda la casa para mí, tú sabes que aquí soy feliz. Aferradetes mes fortes encara.

      Eliminar
  3. Deu ser un poble petit, però la vostra església no és insignificant!

    ResponderEliminar
  4. Sí Helena es un pueblo pequeñito pero con un encanto especial. Nuestra iglesia es sencilla pero para los vecinos del pueblo es importante y se sienten orgullosa de ella. Y, a veces, a los que estamos acostumbrados a lo pequeño, cuando nos llevan ante la grandiosidad, no creas, incluso nos sentimos incómodos. Mi mujer decía del pueblo algo así: "Tú sabes lo que es mirar a tu alrededor y ver que no hay nadie que te cree violencia, que todo lo que te rodea te aprecia...· Eso lo transmite mucho los lugares pequeños. Gracias Helena y estas invitada a conocer Topares

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...